Micucamona

Vanesa Seguí Vilaplana. Terapeuta Craneosacral Pre y Peri-Natal y “Sentir Doula”
Micucamona, C/ Murillo, 6 Bajo, teléfonos: 966335834-615189444, email: talleres@micucamona.com, web: www.micucamona.com

Micucamona es un espacio que nace de mis propias inquietudes nacidas junto con mis hijos.En mi primer embarazo-parto y crianza, inmersa de lleno en el mar de mis emociones, y junto a la sensación de plenitud que aparece al ver a tu recién nacido… aparece, caminando como de la mano, mi lado más oscuro, las sombras…aquellas que de algún modo teníamos olvidadas, que en su día no quisimos ver, o sombras incluso, en muchas ocasiones, irreconocibles.
Yo ya me dedicaba al mundo de las terapias, pero con la maternidad empiezo a oir sobre las DOULAS, sobre el acompañamiento que ofrecen y aparece casi sin querer, delante de mi, la formación de terapeuta Craneosacral Pre y Peri-Natal y “Sentir Doula”…3 años intensos, con un aborto y otro embarazo-parto-crianza de por medio…pero vividos, de forma completamente distinta. Más consciente, reconociendo todo cuánto sucedía en mi… y de ahí nace Micucamona:
“ACOMPAÑANDO VIDA”:
La aventura de vivir comienza en la toma de decisión de una pareja, la cuál desde el amor más profundo que emana de su unión comparten el deseo mútuo de dar vida a un nuevo ser.
La crianza de un bebé-niño da comienzo ahí, en ese justo momento.
La vida se abre paso en el interior de mamá como si de un milagro se tratara, como una inquetante obra de ingeniería. Mediante movimientos de contracción y expansión, placer y dis-placer, el óvulo va desplazándose hasta encontrarse con un gran número de pretendientes, de los cuales, sólo uno será el afortunado (en ocasiones alguno más), el óvulo y el espermatozoide elegidos, flirtean durante unos minutos, se reconocen, juegan,  se toman su tiempo, se respetan… hasta que finalmente deciden unirse para así dar forma al nuevo ser.
A partir de ese momento todo y cuánto sienta mamá en relación CON EL MUNDO será transmitido al bebé instantáneamente. El embarazo y la crianza  son portales abiertos de par en par a “Nuestras propias sombras”. Es un momento idóneo, de conexión plena con ese ser que habitará en nuestro interior durante 9 lunas, pero al mismo tiempo, con nosotras mismas, con nuestra “esencia”, con nuestra propia historia, emociones casi olvidadas saldrán a la luz, sin saber por que, recuerdos y sensaciones que muchas veces ni siquiera reconocemos, de nuestra propia infancia…
Un bebé nos puede conectar incluso con nuestro propio nacimiento, creemos que ese momento se olvida, pero no es así, queda grabado a fuego, y muchas veces podemos regresar a aquel preciso instante en forma de sueño, como imágenes difusas, sobre todo en el momento del embarazo, sensaciones corporales afloran, ahí es donde queda grabado aquel proceso, en nuestra piel, memoria corporal que hablará toda la vida de aquel preciso momento. Todo esto hará que afloren en nosotras miedos y tal vez un posible rechazo, y sin saber por que bloqueamos el momento del parto. Para ello es necesaria una información y un acompañamiento respetuoso, dando lugar a que mamá y bebé se vinculen, se conecten con la propia historia familiar, sepan sanarla y afronten el parto desde un lugar sagrado, inmensamente sanador, con total consciencia…
El Parto es un buen momento para sanar, para sentir el poder, poder del legado femenino en lo más profundo de nuestro ser, un legado ancestral que va más allá de lo que nuestra mente logra alcanzar, generación tras generación, todas unidas en ese mismo instante para ACOMPAÑAR VIDA…
Los acuerdos tomados entre la pareja en cuánto al momento del parto son cruciales, verdaderamente importantes para que ese día todo se lleve a cabo, por supuesto, dentro de las posibilidades. Partiendo de la base que para dar a luz, una mujer, al igual que cualquier mamífera, necesita intimidad, acompañamiento y soporte de su pareja para sentirse segura y que a su alrededor no suceda nada que ella no quiera por que no estará para solucionarlo, luz tenue, silencio o poco ruido, la mujer necesita liberarse, prepararse para soltar, y para ello necesita conectar con su cuerpo, la mente debe de estar en otro sitio en ese momento, para que todo acontezca correctamente, cantar, bailar, dejarse acunar, ser acariciada, besar a su pareja, ser masajeada, sumergirse en agua, tener libertad de movimiento, emitir sonidos liberadores, abrirse y prepararse emocionalmente para ver por primera vez al ser más hermoso que haya visto nunca, prepararse para sentir el amor más profundo, aquel que marcará el resto de sus vidas, amor a primera vista… Y para eso se necesita calma para respetar el proceso, acompañar los tiempos, sin prisa, sin forzar nada, dejando que el encuentro se haga de mutuo acuerdo, entre bebé y mamá.
La forma en que nacemos nos marcará toda la vida, si hemos sido niños respetados en todo el proceso de fecundación, de embarazo y también de nacimiento, a partir de esos procesos clave de nuestra vida ya nos están educando de manera respetuosa, contando con nuestras propias decisiones, valorándolas, haciéndolas conscientes y formando parte de todo un clan familiar. Sin duda, ese bebé se sentirá respetado, acompañado… sintiéndose escuchado en su primera decisión, el momento justo en el que decidió NACER.
Vivimos en una sociedad consumista, estresante, todo nos invita a estar ahí fuera, viviendo desde las prisas, desde el contacto continuo con gente, con ruido, con elementos externos, televisión, ordenador, moviles… y entrar en el mundo subterráneo de la crianza nos cuesta muchísimo. Es allí desde donde deberíamos acompañar a nuestros bebés, sobre todo los primeros días y meses de su vida…desde la calma, fuera de los límites espacio-tiempo.
El contacto piel con piel es imprescindible, así los bebés sienten los límites de una forma segura, los límites son el cuerpo de mamá, papá o pareja. Los primeros límites que un bebé siente son precisamente esos, el camino que va a recorrer en el momento del nacimiento por la anatomía pélvica de mamá, y así es como debería seguir siendo una vez nacido…contacto piel con piel…
Cuando da comienzo la vida en común con ese nuevo ser, después de la larga espera para conocerlo físicamente, es cuándo mamá está en un momento de mayor vulnerabilidad, y para salvaguardar su salud física, energética y emocional su alrededor debería más que nunca respetar el proceso de “reconocimiento familiar”, toca recolocar, toca sentirse, tocarse, olerse, toca mamar, toca cuidar, toca entrar en la cueva de la crianza, allá donde todo es conocido, allá donde nos podemos dejar llevar por nuestros instintos más puros, allá donde reconocemos todo y cuándo sucede a nuestro alrededor, allá no hay secretos, allá es donde se almacena toda nuestra sabiduría ancestral, allá donde todo es más  sencillo.
La pareja es la que ha de cuidar de este propósito, haciendo ver a familiares y amigos que se necesita reposar para que todo el proceso vivido sea integrado correctamente, sin traumas, y si los hubiera, pudiendo ser reconocidos y acompañados, y creando a su alrededor una red, tejiendo urdimbre de ayuda, como si de una tribu se tratase, donde todos y cada uno de los implicados se encargaran de una función, destinado en su finalidad a que mamá no tuviera que hacer nada en los días venideros, símplemente bucear en su maternidad, sentirse arropada para arropar a su cachorro.
Acompañar vida es un proceso maravilloso si se realiza desde la completa consciencia, como toma de contacto con la propia historia personal, como método de sanación ancestral y de empoderamiento femenino.
Para mi toda crianza empieza ahí, la base es ésta, el primer instante es más importante que el segundo.
Vanesa Seguí Vilaplana. Terapeuta Craneosacral Pre y Peri-Natal y “Sentir Doula”

Micucamona posee 3 espacios:
-La tienda, donde vendemos artículos para el bebé y la mamá ecológicos: pañales de tela, portabebés ergonómicos, copas menstruales, compresas de tela, toallitas de bambú lavables, aromaterapia para el embarazo, parto y para el bebé, cositas hechas a mano con algodón ecológico 100% natural…
-La sala, donde ofrecemos varias actividades:
-Clases semanales: tanto para los niños como son el yoga para niños, el karate, la danza oriental, la biodanza, Para las embarazadas, la danza oriental, el yoga, el taichi, la biodanza, como para todo el público en general, yoga, pilates, tai chi….
-Cursos o talleres sueltos: los cursos o talleres sueltos van encaminados a sanar desde un enfoque global, tanto físico, espiritual, emocional y energético… Constelaciones familiares, apertura de chakras con aromaterapia, meditación, cursos de Reiki, conciertos de cuencos, de mantras…
-Clases semanales específicas para embarazadas y mamás con bebés: propiocepción corporal y acompañamiento a la maternidad. Nos preparamos de manera consciente para dar a luz y para la crianza, no dejando de lado las emociones… Vínculo con el bebé, y empoderamiento.
-Y en último lugar la habitación donde aplico de forma individual diversas terapias, medicina tradicional china, terapia Craneosacral, quiromasaje, flores de bach, drenaje linfático, estética, reiki, Relajación y visualizaciones a embarazadas…

Micucamona, C/ Murillo, 6 Bajo, teléfonos: 966335834-615189444, email: talleres@micucamona.com, web: www.micucamona.com .

Ven a conocernos!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s